Conoce mejor los árboles frutales

Uno de los aspectos más gratificantes de los huertos familiares es tener éxito en el cultivo de árboles frutales. En su propio patio trasero o en su terraza es posible incluso crear un mini huerto para tener fruta fresca y madura para toda la familia.

El trabajo duro de verdad es desde el comienzo del invierno hasta el final del invierno. Esto incluye, la plantación de nuevos árboles, la poda y la formación de los ya existentes, o cualquier movimiento y el trasplante que deba hacerse durante este tiempo.

Hacia el final del invierno y cerca de principios de la primavera, ya que el clima se calienta y los días se extienden, la mayoría de los árboles comienzan a crecer y extender sus raíces. Cualquier movimiento, tales como la siembra o el trasplante en esa época pueden dañar las raíces, y en el mejor de los casos puede perder un año de valioso de crecimiento, en el peor de los casos… ya te lo puedes imaginar.

Elegir el tipo de fruta es una opción personal. En España se puede elegir entre varios tipos de árboles frutales según la zona; almendros, avellanos, manzanos, cerezos, castaños, perales, nogales, naranjos o ciruelos entre otros. Esto sólo por nombrar unos pocos de la gran variedad que ofrece nuestro país.

Una cosa clave a recordar al comprar cualquier árbol frutal es que algunos tipos requieren más árboles de su especie para polinizar. Esto es importante para los árboles como los cerezos, almendros, perales, manzanos o ciruelos. Incluso para los árboles frutales auto-fértiles pueden beneficiarse de tener variedades diferente de polinizadores.

Varias variedades enanas de árboles frutales se están poniendo de moda aunque a un precio algo elevado. El proceso de injerto de esquejes para obtener árboles frutales en miniatura es un trabajo tedioso y costoso, sin embargo, los beneficios de los árboles frutales enanos son fantásticos.

  • Se puede cultivar en macetas sin problemas
  • Son fácilmente transportables en caso que necesites cambiar de domicilio
  • Son mucho más fáciles de podar y mantener
  • En patios pequeños pueden convivir varios tipos de árboles frutales diferentes

Algunos árboles frutales pueden requerir un alto mantenimiento mientras que otros árboles frutales como los ciruelos, almendros, castaños o nogales crecen con muy poco o ningún mantenimiento.

Algunos árboles frutales pueden sufrir de hoja rizada, una enfermedad que causa en última instancia, la pérdida de hojas. El árbol tiene que ser pulverizado justo antes de la primavera con un spray de hoja rizada. Otros males típicos de los árboles frutales son la enfermedad fúngica, mosca blanca, áfidos, orugas, babosas y caracoles. Hay productos químicos disponibles en el mercado y una gran cantidad de productos bio-orgánicos y naturales además de los remedios caseros de toda la vida.

Otros elementos a considerar en la plantación de árboles frutales son:

arboles frutales
arboles frutales

Un buen suelo con compost orgánico es imprescindible, si usted vive en un suelo de arcilla o de lo contrario tienen suelos inadecuados, puede fácilmente convertir esto en un medio de cultivo. La incorporación regularmente de yeso ayuda a los suelos arcillosos. A los suelos deficientes en nutrientes se les puede añadir una carga de abono/estiércol bien descompuesto, una buena dosis de abono en primavera ayudara mucho a mantener saludable a tu árbol frutal.

Además de fertilizantes y abono es imprescindible regarlo regularmente sobretodo en la estación de crecimiento, es necesario asegurar un riego regular y suficiente de fertilizantes. Un árbol frutal mientras esta en época de fructificación necesita potasio para ayudar en la producción de fruta. El sulfato de potasio se encuentra fácilmente disponible en los centros de jardinería

En cuanto a riego es conveniente establecer un patrón regular. El riego irregular y esporádico puede causar cambios en la fruta. Mientras que el árbol está seco, la piel de alrededor de la fruta se endurece, En cambio cuando se riega el árbol la fruta se hincha y se parte porque la piel ha perdido su elasticidad.

Cuando compre un árbol frutal de dos o tres años de edad no es necesario que sea un gran árbol o un árbol con muchas ramas. Debes podar las ramas de nuevo a aproximadamente 30cms desde el tronco. Vas a vivir con este árbol durante años y la mayoría de los árboles frutales son vigorosos en crecimiento. Es imprescindible podar cada invierno y asegurar el crecimiento interior. Mantener una forma de jarrón es la mejor manera posible, con el objetivo siempre de crecimiento hacia afuera.

Siguiendo estas sencillas reglas para el cultivo de árboles frutales es la mejor manera de asegurar una cosecha abundante y de deliciosa fruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*