Plantas venenosas para mi perro

planta venenosa para perros

No es raro que los aficionados a las plantas tengamos mascotas, ya que en muchas ocasiones son aficiones que van unidas, sobre todo si tenemos una casa espaciosa en la que los perros pueden corretear por un jardín a sus anchas.

planta venenosa para perros
planta venenosa para perros

Cuando elegimos las plantas para nuestro jardín, en lo último que pensamos es en que algunas de ellas sean venenosas para nuestros perros, pero lo cierto es que hay algunas plantas que son peligrosas, por lo que hay que evitarlas en la medida de lo posible.

Un perro puede juguetear con una planta y morderla, sobre todo cuando son cachorros y destrozan todo lo que tienen a su alcance. Lo mismo ocurre con algunos perros que tienen la manía de destruir todo lo que tienen a su alcance, como por ejemplo las plantas del jardín, algo que pasa cuando están mucho tiempo solos.

Empezando con las plantas venenosas, con lo primero que hay que tener cuidado es con los bulbos. La mayoría de ellos son venenosos si el perro los ingiere, y sus síntomas van desde los vómitos, pasando por la diarrea y en los casos más graves, la muerte.

Otra de las plantas venosas para perros, muy comunes en parques y jardines, es la adelfa. Ésta es una planta muy tóxica, por lo que el resultado tras la ingestión por parte de nuestro mejor amigo depende de la cantidad que se ha tragado y del peso. Por eso, es más probable que muera un perro de pequeño tamaño que uno de tipo mastín.

La hiedra también es otra de las plantas que podemos encontrar casi en cualquier parte, debido a su dureza, y que puede ocasiones trastornos a nuestro perro. Por suerte, en este caso su toxicidad es baja, y sólo hay que preocuparse si nuestra mascota se come los frutos. Si no es así, los síntomas serán muy leves.

Llegados hasta aquí, ¿qué podemos hacer si nuestro perro resulta intoxicado por una planta? Lo ideal en estos casos sería poder identificar la planta, para hacer más sencillo el trabajo del veterinario, pero en cuanto notéis los primeros síntomas, como los mareos o los vómitos, y sospechéis que se deben a que se ha comido una planta, lo mejor es acudir al veterinario con urgencia.

Allí explicar vuestras sospechas, de manera que puedan empezar a dar los antídotos más comunes contra los envenenamientos por plantas, ya que cuanto antes se actúe, más posibilidades hay de que todo quede en un susto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*