Cabello saludable: uso de hierbas y plantas medicinales para su cuidado

cabello saludable

El cabello, desde tiempos remotos, ha sido uno de los principales símbolos de belleza femenina. Para conseguir un cabello bello, saludable, brillante y mantenerlo en condiciones óptimas es importantísimo proporcionarle los cuidados necesarios.

Si observamos detenidamente el cabello de una persona, este nos proporcionará muchas pistas sobre ella, no únicamente a nivel estético sino también factores como el estado nervioso o hábitos alimenticios de la misma, etc.

El primer paso para alcanzar nuestros objetivos o expectativas estéticas es lograr un cuero cabelludo sano y en perfectas condiciones. Muchos son los problemas relacionados con un cuero cabelludo en malas condiciones, entre otros podemos citar:

  • Excesiva grasa en el cabello: este problema que es debido a una actividad excesiva de las glándulas sebáceas, es uno de los problemas más habituales. El cabello parece que está sucio y emana un olor especial. Se ve apelmazado, sin brillo y resulta difícil su peinado.
  • La caspa: es un problema que consiste en la generación de un polvillo como consecuencia de la hinchazón de la zona más superficial del cuero cabelludo por exceso de cebo, presentándose este irritado La causa de este exceso de cebo puede ser una higiene insuficiente y/o deficiente,  por cambios hormonales, por hongos, etc.
  • La seborrea o escamas en el cabello: es un trastorno que consiste en la generación de  escamas amarillentas en el cuero cabelludo. Este se presenta irritado e inflamado.
  • La caída del cabello: diferentes son los motivos que pueden originar la caída del cabello en una mujer. Entre otros, un exceso de grasa en el cuero cabelludo, una defectuosa irrigación de sangre a los folículos pilosos de la cabeza, un exceso de tensión, etc.,

El uso de plantas y hierbas medicinales para el cuidado del cabello, con sus beneficios naturales,  resulta una muy buena alternativa a los productos químicos que ofrece el mercado, proporcionando al pelo un cuidado natural, tal y como se hacía en tiempos remotos. Diferentes son las propiedades que se atribuyen a estas plantas y hierbas: reparación del cabello, nutrición, acondicionamiento,… y por tanto embellecimiento del mismo. Algunas de estas se relacionan a continuación:

  • Papaya: Se emplea para hidratar y regenerar el cuero cabelludo.
  • Limón: especialmente usado en cabellos grasos. También lo tiñe y da brillo
  • Cactus: indicado para tratar la seborrea y ayuda al crecimiento del pelo.
  • Flor de sauco: indicado en el tratamiento de la caspa y en la caída del pelo.
  • Henna: Se utiliza para tintar el cabello y da brillo al mismo
  • Aguacate: es un acondicionador idóneo en cualquier tipo de cabello. Contiene aceites y proteínas naturales, así como vitaminas A y E. Debido a la alta nutrición que proporciona al cabello está especialmente indicado para cabellos resecos.
  • Jojoba: el aceite de la semilla de jojoba, regula la secreción de grasa del cuero cabelludo, lo nutre y humecta.
  • Manzanilla: Usado para aclarar el cabello y tratar la sequedad del cuero cabelludo.
  • Aloe vera: Es una planta muy usada para revitalizar el cabello, dándole resistencia y flexibilidad.
  • Tomillo: Combate la proliferación de microorganismos por sus propiedades antisépticas y antibacterianas.
  • Caléndula: Nutre los folículos e intensifica el color del cabello.

Como se puede apreciar son muchas las plantas que contribuyen a mejorar nuestro cabellos sin necesidad de recurrir a productos químicos, solo hay que aplicarlas de la manera correcta, pero eso lo trataremos en otro artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*